Bótox

Bótox
Compartir

La toxina botulínica es una sustancia que permite eliminar las arrugas de la cara SIN CIRUGÍA Y SIN ANESTESIA, en una sola sesión y sin incapacidad. Mediante una inyección que paraliza los músculos que originan las arrugas, estas desaparecen y la persona nota, después de tres días, como la mayoría de las arrugas de su cara se eliminan. La única desventaja que presenta es que su efecto dura de 4 a 6 meses y luego hay que aplicarla de nuevo para obtener el mismo resultado.

Este procedimiento se hace en el consultorio, no requiere incapacidad y se puede aplicar a cualquier persona que lo desee.