Cuello y papada

Cuello y papada
Compartir

En el cuello pueden presentarse fenómenos diferentes: la presencia de papada por exceso de grasa en esa zona, o el descolgamiento de la piel por flacidez y envejecimiento. Y a veces se presentan ambas situaciones en forma simultánea. La papada se puede disminuir por extracción directa de la grasa, por una incisión disimulada bajo el mentón, o mediante liposucción del cuello. Al realizar estos procedimientos la cara se ve más "limada", dando el aspecto de una persona más joven y más delgada.

Si es exceso de piel, a veces es necesario templar la piel y el músculo, en una cirugía que se llama CERVICOPLASTIA o cirugía de rejuvenecimiento de cuello. Se puede hacer con anestesia local, con muy poco dolor y mínima incapacidad.