Lipoescultura

Lipoescultura
Compartir

Es una técnica quirúrgica que consiste en extraer grasa, a través de pequeñas incisiones en la piel, mediante una cánula de punta roma con orificios en su extremo, y conectada a una máquina con la que se genera el vacío necesario para aspirar o succionar el tejido adiposo.

Conseguimos modelar el cuerpo mediante la técnica conocida como lipoescultura. Su finalidad no es adelgazar sino eliminar los acúmulos de grasa, en su mayoría de origen genético.

Aparentemente sencilla, la lipoescultura es una intervención difícil, que requiere unos conocimientos muy precisos de la morfología y anatomía corporal además de una cierta sensibilidad artística. Es comparable a la del escultor, que va moldeando su obra, de forma que modela tridimensionalmente unas superficies que, para aumentar la dificultad, no ve, ya que están cubiertas por la piel. Por esto no se debe confundir la lipoescultura con la aspiración de grasa, pues lo fundamental es el moldeamiento correcto de la figura humana, que se da a partir del conocimiento y la experiencia del cirujano plástico.

La lipoescultura no es la solución en caso de que exista flacidez o exceso de piel, en cuyo caso será necesario realizar otro tipo de intervención. Tampoco elimina la tendencia a engordar, por lo que es necesario mantener los cuidados en la alimentación.

La lipoescultura puede hacerse con diversas técnicas, como son la cánula, el Váser, el láser. La elección depende de la formación y experiencia del cirujano.