Otras cirugías

Otras cirugías
Compartir

Siempre que una persona sufre una herida piensa en el cirujano plástico con el objetivo que le quede la menor cicatriz posible. Si además hay pérdidas de tejido, con mayor razón se requiere de alguien que sepa manejarlos adecuadamente.

Mediante técnicas especializadas en el manejo de tejidos y de suturas, el cirujano plástico realiza los procedimientos buscando que el resultado sea la más estético posible, con la cicatriz menos visible.

Con el desarrollo de vehículos cada vez más veloces y vías más rápidas, cada día aumentan el número de accidentes que involucran la cara, con grandes heridas y fracturas que comprometen múltiples huesos faciales que alteran totalmente la forma de la misma y dificultan procesos normales como ver, comer o respirar.

Mediante diversas técnicas el cirujano plástico reconstruye la cara, reposicionando los huesos y haciendo osteosintesis, para dejarla como estaba o lo mejor posible antes del trauma, además corrige los defectos de los tejidos blandos, suturando heridas y trasladando tejidos de otras zonas cuando hay pérdida de los mismos.

El cáncer de piel es cada vez más frecuente en nuestra población, siendo más agresivo cada día. Se puede presentar en el cuerpo o en la cara, en ésta última se presenta con mayor frecuencia por su exposición abierta y directa al sol.

El cirujano plástico reseca dichas lesiones con los márgenes de seguridad apropiados y reconstruye la zona con diferentes técnicas para que no haya deformidad ni queden defectos de piel luego de hacer dicha resección.

Entre los cánceres de pie se encuentra los melanomas, que son los más agresivos y peligrosos porque se pueden volver sistémicos (comprometer otras partes del cuerpo), siendo de apariencia muy inofensiva en sus inicios, por eso ante un lunar que empieza a manifestar cambios o que aparece de repente, es mejor consultar rápidamente para evitar que sea un melanoma que se disemine.

La cirugía reconstructiva de la mano es uno de los campos más amplios de la cirugía plástica ya que involucra a pacientes con defectos congénitos, como defecto o exceso de dedos, manos mal formadas o que no funcionan bien.

Traumas: Cualquier lesión en las manos puede dejar secuelas graves sino se manejan bien, por ello en la mano el cirujano maneja fracturas, lesiones de tendones y nervios, daños articulares, perdida de tejidos, entre otras. Pretendiendo que la mano quede estética y funcionalmente lo mejor posible.

Enfermedades Degenerativas: Tales como la artritis que ocasiona desviaciones en los dedos y perdida en la función de la mano, o la Enfermedad de Quervain, que deteriora la funciona de los dedos impidiendo el agarre normal de los objetos.

Las quemaduras son lesiones muy severas, que pueden dejar graves secuelas estéticas y funcionales. Normalmente las quemaduras de Grado I y Grado II no dejan ninguna secuela, pero las de mayor profundidad pueden dejar severas cicatrices retráctiles y deformantes y perdida de funciones de extremidades o de estructuras de la cara como párpados, orejas, nariz. entre otras.

En pacientes quemados se busca:

- Restaurar la función de todos los órganos y sistemas.

- Recuperar las estética, haciendo liberación de cicatrices, colgados, injertos de piel y otros, con el objetivo de mejorar el aspecto del paciente. De acuerdo a las deformidades y cicatrices que tenga la persona, se le diseña un plan de trabajo para buscar el mejor resultado obtenible, ya sea en una o en varias cirugías.